Compártelo
Consejos

¿Cuál es el desayuno ideal para los más pequeños de la casa?

Todos sabemos que el mes de septiembre es el más “odiado” por los más pequeños de la casa, ya que toca la vuelta a cole y con ello el final de las vacaciones.

Ahora toca volver a la rutina del día a día, y toca volver a preocuparse en qué comerán cuando estén en el colegio. Pero en nuestra mano tenemos el darles de comer lo mejor en la comida más importante del día: estamos hablando del desayuno, por supuesto.

Una de las primeras reglas que debemos de seguir a la hora de darles de desayunar a los más pequeños es: nada de ultraprocesados, es decir, aquellos alimentos que llevan azúcares añadidos, harina de trigo no integral, aceites refinados, aditivos y sal.

Es por todo esto que, según la mayor parte de expertos coinciden en que el desayuno de los niños deben de contener, sin duda alguna, ciertas fuentes de energía y ciertos tipos de alimentos como son: un lácteo (leche, un yogur o queso), alimentos del grupo de cereales ( como pueden ser los cereales, el pan o repostería casera), frutos secos, fruta y, dependiendo del tipo de día que vayan a tener y del gasto calórico que conlleva, podemos darles de comer algún alimento proteicos como jamón o huevos.

Una de las cosas con las que más cuidado debemos de tener es con el tema del azúcar, ya que, sin darnos cuenta, podemos darle a los niños más azúcar del recomendado.

Por ejemplo, pudiera ser que a la leche le añadamos azúcar y chocolate (que también lleva azúcar), si a esto le añadimos cereales con azúcar, y si escogemos una fruta ésta también lleva azúcar, entonces le estamos dando mucho más azúcar de la recomendable a los niños.

En cuanto a los frutos secos en el desayuno, éstos serán esenciales cuando sepamos que al niño le espera un largo día, donde gastará muchas energías. Una de los mejores frutos secos para darles en el desayuno podemos mencionar las nueces, avellanas o almendras, donde podemos unirlos con los cereales que coman en el desayuno.

Los frutos secos le aportarán al niño una elevada cantidad de vitaminas, minerales, selenio y magnesio, todos elementos necesarios para que el niño empieza el día a tope de energía.

El último consejos que podemos daros para que los niños desayunen de la manera más completa posible es una que seguro que ya lleváis a cabo y no es otra que hacer de los desayunos algo divertido y original para los pequeños, ya que así no pondrán ningún problema, es más, estarán encantados de desayunar cosas sanas y nutritivas.