Compartir
Consejos

Los mejores frutos secos para cada momento del día

Hoy os contamos cuáles son los mejores frutos secos para cada momento del día. Cada uno de ellos aporta diversos valores nutricionales por lo que la hora a la que los consumas es determinante para obtener lo mejor de estos.

Pistachos para trabajar

Consumir este fruto seco puede mejorar el rendimiento laboral, ya que produce la mayor respuesta en ondas gamma (que son cruciales para aumentar el procesamiento cognitivo), la retención de información, el aprendizaje y la percepción. Además, se recomienda comer entre 30 a 50 pistachos para reducir patologías cardiovasculares. Sí! Habéis leído bien la cantidad!

Nueces para desayunar

Las nueces son frutos muy nutritivos, energéticos y saludables. Poseen vitaminas como las del complejo B, vitamina E, ácidos grasos omega 3, fibra, aminoácidos esenciales, proteínas y minerales como potasio, fosforo, magnesio, calcio, hierro y zinc. Por mañanas se necesita energía para afrontar las actividades y la nuez contiene esa energía que tanto necesitamos. Asimismo, las propiedades de la nuez ayudan al buen funcionamiento del cerebro, y este fruto seco constituye un excelente alimento para él

La cantidad recomendable al día es de 2 a 4 nueces enteras al día.

Almendras para empezar el día

Las almendras son un fruto seco con múltiples beneficios para nuestra salud. Mejoran nuestro organismo aportándole Vitamina E y proteínas, facilita el desarrollo muscular, ejercita la memoria y actúa como antioxidante. Un consumo frecuente de almendras  contribuye al bienestar de nuestro organismo.

El consumo de 20 almendras diarias suponen unas 150 calorías en el organismo y es el máximo recomendado para no consumir un exceso de calorías con su ingesta.

Las almendras son de los frutos secos que más grasas contienen, por lo que están recomendadas para las primeras horas del día, incluida la hora de la comida.

Avellanas en tu merienda

Las avellanas son frutos secos calóricos, por lo que conviene comerlas con moderación. A pesar de esto, son muy saludables y se acompañan de muchos otros nutrientes indispensables para la salud.

Las avellanas sirven para combatir el sobreesfuerzo físico y mental, el estrés, el estreñimiento, la hipertensión, los signos de envejecimiento, la anemia, diabetes  y los parásitos intenstinales.

Como hemos comentado, las avellanas contienen un alto contenido en grasas, por lo que se recomienda comer entre 15 y 20 avellanas diarias como máximo. Esto equivale a 130 calorías diarias.

La avellana es un fruto seco que puedes incorporar a tus meriendas. Con un yogurt, en un licuado o incluso haciendo una crema con ellas!